No es demasiado pedir



Pequeña o grande, pero verde, con el cielo amplio para los vuelos y los pájaros, con montañas para que los pensamientos trepen amplios fuera de mi cabeza... Así quisiera mi casita y mi Eco-Villa, pero cuando confronto lo que para los demás es el "Mundo Real" me desaliento y creo que no llegará. Y es que los que nos quedamos en el "Reino de Todavía" seguimos abogando en la resistencia. Mi resistencia es sin banderas, pero con un color, el verde.

Que los políticos destrocen como siempre con su burocrática rapiña no me sorprende, ninguno me parece mejor que otro, ni los de mi país ni los extranjeros, no entiendo cómo la gente puede dejar que le afecte en su intimidad, en mi opinión se trata (la vida) de que cada quien consiga el margen de acción donde no vulnere el derecho de los demás a hacer con su vida lo que le plazca, parece indolente, pero requiere de la máxima atención y responsabilidad individual. Si todos actuáramos desde ese principio no serían necesarias las leyes, desde luego que es más fácil en la teoría que en la práctica, pues es como jugar a ser Dios e interpretar a cada momento lo que es un abuso y lo que no, sin embargo podemos intentarlo, aunque sea a manera de experimento, por períodos determinados y observar los resultados... Por otra parte veo las páginas de mis amigos y me alegro de que sean felices y fashions en todas las latitudes, pienso que quizás el mayor beneficio de toda esta situación es que nos ha forzado a definir nuestros sueños y luchar por ellos, en generaciones anteriores la mayoría de la gente se conformaba con alcanzar cierta seguridad dentro de lo que el destino y las circunstancias le brindaban; al final el balance de la infelicidad pesaba más. Entonces en un continuo cuestionamiento de mi vida y mi dirección, trazas existencialistas, me planteo mi búsqueda... Entonces, retomando lo de la política, no sé quién tiene más derecho sobre las tierras, si quien la hereda y no hace nada con ella o quien la necesite, más difícil aún es discriminar cuando aplica uno u otro caso. Yo aún no he conseguido mi terruño, pero mis ganas y mi proyecto iguen alimentándose con el verde que contemplo y respiro, pienso que siempre va a haber suficinte para todos, si dejamos de ver para los lados y nos concentramos en lo que de verdad nos ocupa, no estar buscando pajillas en el ojo ajeno, un país y un mundo son ante todo la gente, hay mucho sobre las hormigas todavía que aprender, mucho dolor innecesario que detener, si tan sólo nos pusiéramos de acuerdo... Siento que mis valores son cada vez más firmes y que mientras tanto puedo seguir haciendo la diferencia en el mundo, ¿egocéntrico? quizás, cuando uno pasa la mayor parte del tiempo en soledad es difícil que el centro del mundo sea algo diferente que uno mismo, quizás es egoísta que yo pase el día en la montaña cuidando las plantas y los animales, pintando y escribiendo mientras mi madre se parte el lomo (figuradamente) trabajando de 9 a 9 en una oficina, seguramente, a mi me parece injusto para ella, pero... a fin de cuenta son elecciones, cada quien trata de alcanzar su felicidad, no existe una vía establecida, quién puede cuestionarlo? Cuál es el límite entre cordura y locura? entre imaginación y realidad? entre derecho y abuso? Quizás estamos todos tan obsesionados con nuestros derechos que no ponderamos el cumplimiento de nuestros deberes, quizás deberíamos bajar la velocidad y pensar en el planeta como nuestra gran casa. ¿Cuántas frutas te has comido a lo largo de tu vida? cuántas plantas has sembrado? cuántos animales y personas has ayudado o protegido? cuántas buenas acciones has realizado desinteresadamente? Puede parecer obsoleto lo del buen samaritano, aunque no por eso es menos necesario, quién sabe, quizás finalmente se desencadene una ola de solidaridad y buenas acciones en el mundo, no es demasiado pedir, no es demasiado soñar...

2 comentarios:

YTA dijo...

Amiga, yo tengo fe en que lo conseguirás. Sólo tienes que luchar por tus sueños con todo tu corazón; de esta manera podrás llevar adelante los sacrifios que te piden sin que se te arrugue el corazón o traiciones tus principios. Paradójicamente tu, a quien no le gusta la gente, tienes un don de diplomática que no he visto en otras personas. No es un castigo ni una ironía, es una herramienta más.
Yo por mi parte trataré de ayudarte en todo lo que pueda desde San Francisco, la ciudad de los magos sindicalizados. Por alguna razón aún sigo conectada a tí a pesar de los años. Eso significa algo, ?no?
Al menos ya empecé. Puedes colocar en tu resumé que un video-performance tuyo apareció en una galería en San Francisco, que la gente se maravilló con tus movimientos y palabras. :) Si quieres busca en google: "bitch: Welcome to America!" y verás los datos del video y tu nombre.

Por cierto, voy a Venezuela en febrero, a ver si coordinamos.

Chris McManaman dijo...

http://gembaoilsands.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...